Has escuchado ambas palabras antes: cremación e incineración. Sin embargo, ¿realmente sabes lo que las separa? En el mundo de los servicios funerarios, es común que estas palabras se usen indistintamente, lo que puede generar confusión. Pero te prometemos que, al final de este artículo, tendrás una comprensión clara y concisa de estas dos prácticas. ¿Listo para descubrirlo?

¿Qué es la cremación?

Es un proceso mediante el cual el cuerpo de un ser querido es reducido a cenizas a través de altas temperaturas en un horno crematorio. El objetivo es transformar el cuerpo en un material pulverulento que puede ser conservado en urnas o dispersado según las tradiciones o deseos de la familia. En los últimos tiempos, ha ganado prominencia en muchas regiones del mundo, ya sea por razones prácticas, culturales, religiosas o ambientales.

La práctica de quemar los cuerpos de los difuntos se remonta a la antigüedad. Diferentes culturas, desde los vikingos hasta los hindúes, han utilizado la cremación como un medio para rendir homenaje a los muertos y asegurarles un viaje seguro al más allá. En este enlace puedes conocer el origen y la historia de los tanatorios.

Aspectos culturales y religiosos de la cremación

Diferentes culturas y religiones tienen perspectivas únicas . En algunos lugares, la cremación es vista como un ritual de purificación, mientras que en otros, puede ser considerada simplemente como una opción práctica y ecológica.

Mitos y verdades

  • Mito: La cremación impide un servicio conmemorativo.
  • Verdad: Muchas familias eligen tener un servicio antes o después de la cremación. Estos pueden ser tan tradicionales o personalizados como la familia lo desee.
  • Mito: No puedes tener un entierro tradicional si eliges la cremación.
  • Verdad: Las cenizas pueden ser enterradas en un cementerio, en una parcela tradicional o en un columbario.
  • Mito: La cremación es la opción más ecológica.
  • Verdad: Si bien es cierto que la cremación puede tener un impacto ambiental menor en comparación con un entierro tradicional, todavía tiene su huella ecológica. Sin embargo, existen opciones «verdes» de cremación que están emergiendo y minimizan aún más este impacto.
Diseno sin titulo 76

¿Qué es la incineración?

Cuando escuchamos la palabra «incineración», es probable que de inmediato imaginemos fuego y transformación. Y aunque esta percepción no está errada, la incineración es mucho más que simplemente reducir algo a cenizas. La incineración, aunque similar a la cremación, se refiere generalmente a la destrucción de desechos o materiales por el fuego. En un contexto médico, se utiliza para referirse a la eliminación de residuos biológicos o materiales infecciosos. Aunque a veces se usa como sinónimo de cremación, especialmente en algunos idiomas, es esencial entender su distinción en el ámbito funerario.

Uso más allá del Ámbito Funerario

Además de los restos humanos, la incineración se emplea en la disposición de desechos animales o médicos, garantizando que cualquier agente patógeno se elimine eficazmente. Es un proceso técnico, a menudo rodeado de mitos y malentendidos. En este artículo, arrojaremos luz sobre la incineración, su historia, usos modernos y cómo se diferencia de prácticas similares,.

Mitos y Verdades

  • Mito: Durante la incineración, múltiples cuerpos se procesan juntos.
  • Verdad: Las normativas y regulaciones modernas garantizan que cada cuerpo se incinere individualmente. Los crematorios están diseñados para manejar un solo féretro a la vez, asegurando que las cenizas que se devuelven a las familias sean exclusivamente del ser querido.
  • Mito: No es posible tener un servicio funerario o velatorio si eliges la incineración.
  • Verdad: Muchas familias optan por tener un servicio o velatorio tradicional antes de la incineración. Es una elección personal y depende completamente de los deseos de la familia y del difunto.
  • Mito: Las cenizas que recibes no son realmente del cuerpo de tu ser querido.
  • Verdad: Como se mencionó anteriormente, los cuerpos se incineran individualmente, y las regulaciones en la mayoría de los países garantizan que las cenizas devueltas a las familias sean las del ser querido. Los crematorios siguen estrictos procedimientos para garantizar la identidad y la integridad del proceso.
Diseno sin titulo 75

Comparación entre cremación e incineración

La cremación y la incineración son términos que a menudo se usan indistintamente, pero en realidad, tienen significados y contextos específicos. Ambos procesos involucran la reducción de un cuerpo o material a cenizas mediante la utilización del fuego. Sin embargo, las diferencias radican en el propósito y en el contexto en el que se usan. A continuación, se detalla una comparación entre estos dos términos:

Propósito:

  • Cremación: Su propósito principal es servir como método funerario, proporcionando una alternativa al entierro tradicional.
  • Incineración: El propósito de la incineración puede variar ampliamente, desde la eliminación de desechos hasta la generación de energía.

Contexto:

  • Cremación: Este proceso generalmente se realiza en crematorios o funerarias, donde los cuerpos son tratados con respeto y dignidad.
  • Incineración: Los materiales se queman en incineradoras, que son instalaciones diseñadas para este propósito. Estas incineradoras pueden estar situadas en plantas de gestión de residuos, hospitales o en otras instalaciones industriales.

Residuos:

  • Cremación: El resultado principal es ceniza humana, que generalmente se guarda en urnas y se entrega a los familiares.
  • Incineración: Dependiendo de lo que se esté incinerando, los residuos pueden variar. En el caso de los desechos municipales, se pueden generar cenizas, gases y partículas que deben ser tratadas y gestionadas adecuadamente.

Aspectos religiosos y culturales:

  • Cremación: Algunas religiones y culturas tienen opiniones específicas sobre la cremación. Mientras que en algunas es una práctica aceptada y tradicional, en otras puede ser vista con escepticismo o incluso prohibida.
  • Incineración: Como es un proceso más generalizado y menos personal, la incineración no suele tener connotaciones religiosas o culturales específicas.
Diseno sin titulo 74

San Miguel: Tu aliado en los peores momentos

La cremación, como alternativa al entierro tradicional, ha ganado popularidad en las últimas décadas. Este proceso no solo implica la transformación del cuerpo a cenizas, sino que también conlleva una serie de servicios asociados que ayudan a las familias a honrar y recordar a sus seres queridos. Conoce todos nuestros servicios de tanatorio en este enlace.

A continuación, se detallan algunos de estos servicios:

  • Velación: Antes de la cremación, muchas familias optan por realizar una velación o un servicio memorial. Esto permite a familiares y amigos despedirse y rendir homenaje al ser querido.
  • Preparación y conservación del cuerpo: Aunque no es obligatorio, algunas familias eligen embalsamar el cuerpo si planean un servicio abierto antes de la cremación.
  • Elección del ataúd: Aunque la cremación no requiere un ataúd tradicional, es necesario un contenedor combustible. Existen ataúdes específicos para cremación o alternativas más simples y económicas.
  • Urnas para cenizas: Después de la cremación, las cenizas se transfieren a una urna que ha sido seleccionada por la familia. Existen urnas de diversos materiales, tamaños y estilos, desde opciones tradicionales hasta diseños personalizados.
  • Columbarios y nichos: Un columbario es una estructura construida específicamente para albergar urnas. Los nichos son espacios individuales dentro del columbario donde se colocan las urnas.
  • Documentación y trámites legales: Desde el certificado de defunción hasta los permisos de cremación, hay una serie de documentos y trámites que deben gestionarse. Los servicios funerarios a menudo asisten en este proceso, facilitando las cosas para la familia.

Tanto la cremación como la incineración son procesos que emplean el calor para reducir cuerpos o materiales a sus componentes básicos. Sin embargo, es esencial reconocer que su propósito, técnica, y resultados varían significativamente. Mientras la cremación es una práctica funeraria que permite a las familias despedirse de sus seres queridos de una manera más sostenible y versátil, la incineración es una técnica ampliamente utilizada para la gestión y eliminación de residuos, especialmente aquellos que son peligrosos o bio-contaminantes. Ambos procesos tienen su lugar y propósito en nuestra sociedad. Al comprender sus diferencias, podemos hacer elecciones informadas, ya sea para honrar a un ser querido o para abordar las preocupaciones medioambientales relacionadas con la gestión de residuos.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacioVolver a Tienda